miércoles, 12 de julio de 2017

Hay 1.200.000 chicos con problemas graves para alimentarse en la Argentina

Según la UCA, 2,8 millones tienen severos déficits de comida; la pobreza estructural tuvo poca variación desde 2010

La difusión por parte del Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la Universidad Católica Argentina (UCA), de que seis de cada 10 chicos son pobres en la Argentina (7,6 millones), LA NACION tuvo acceso de manera exclusiva a una de las dimensiones que más los afecta: la inseguridad alimentaria.

Según se desprende del capítulo Alimentación del nuevo informe, que será presentado mañana, en materia de inseguridad alimentaria, dos de cada 10 chicos hoy viven en hogares que se encuentran en situación de vulnerabilidad en el acceso de alimentos. Uno de cada 10 experimentó situaciones de inseguridad alimentaria grave, es decir, hambre, durante el último año. "Esta tendencia se profundizó levemente entre 2015 y 2016", dice el informe de la UCA, "y de manera particular en el estrato trabajador marginal, el estrato bajo y en espacios de villas o asentamientos urbanos".

En 2015 había 2.704.000 chicos en situación de inseguridad alimentaria y entre ellos 1,1 millones con problemas graves en este sentido. En 2016, la inseguridad alimentaria en chicos de 0 a 17 años llega a 2.821.000 y de ellos hay 1,2 con graves problemas para alimentarse.

El Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, elaborado por el Observatorio, analiza la situación de privación de alimentos entre 2010 y 2016. La encuesta se realiza en 20 aglomerados urbanos de 80.000 habitantes y más. En este período no se registran grandes cambios. "En 2010, se estima que el 22% de los niños/as de entre 0 y 17 años vivían en hogares que habían disminuido el consumo de alimentos en cantidad y calidad por sus problemas económicos. Se trata de 2,8 millones de chicos y se llega a 2016 con un 21,7% en igual situación. Las diferencias porcentuales no son estadísticamente significativas", dice a LA NACION Ianina Tuñón, investigadora responsable del Barómetro de la Deuda Social Argentina de la UCA.

Por otro lado, "la inseguridad alimentaria severa que afecta de modo directo a los niños (se trata de chicos que tuvieron hambre en los últimos 12 meses) en 2010 tenía una prevalencia de 10,7% y en 2016, de 9,3%. Es decir que salieron de la situación de riesgo alimentario aproximadamente 182.000 niños/as de entre 0 y 17 años". Las transferencias de ingresos, que fueron en ascenso desde 2011, más la ayuda alimentaria directa, ayudaron y ayudan a las personas que padecen inseguridad alimentaria severa. "Sin estas políticas estos valores serían muy superiores", agrega Tuñón, y aclara que, de todas maneras, son insuficientes para erradicar el problema, ya que no todas las transferencias de ingresos pueden destinarse a la alimentación.

Como sostiene la UCA en sus informes, es la pobreza estructural la que no se mueve desde hace por lo menos 30 años y afecta a entre el 20 y el 25% de la población.

CONSECUENCIAS

El doctor Abel Albino, director de la fundación Conin, trabaja a través de centros sociales distribuidos en el país para mitigar la desnutrición infantil. Con amplia experiencia en este drama, dice que "la gente que sufre la pobreza y la indigencia no come bien. Cuando una familia no tiene los ingresos suficientes para alimentarse correctamente, prioriza la cantidad sobre la calidad. Fideos, arroz, harinas, polenta. Ésa es toda su alimentación, que no es suficiente. Tenemos así chicos «inflados» y es una maldad no reconocerlo, porque se trata de criaturas que están formando sus huesos, su músculos". Aclara que cuando una familia gasta más del 30% de sus ingresos en comida está en problemas. "En los Estados Unidos se gasta el 16% del ingreso en comida, pero en América latina este porcentaje trepa al 64%."

Se produce entonces, según Albino, un déficit proteico. "El chico cesa su proceso de crecimiento y se ensancha. Ésa es la obesidad en la pobreza extrema."

Agrega que "el niño no muere de desnutrición, sino de enfermedades asociadas a ella". En Conin atienden en sus 102 centros a más de 7000 chicos con desnutrición leve, moderada y grave. "Por favor, necesito que más gente se sume a Conin", ruega.

LA CRISIS, EN NÚMEROS

2,8 Millones de chicos no se alimentan bien

Son las cifras de 2016, según la UCA. Se trata de personas hasta 17 años con inseguridad alimentaria

1,2  Millones sufren hambre

A partir de 2011 aumentaron las transferencias de ingresos y también la ayuda alimentaria directa. De otra manera la cifra sería mucho mayor

35%  Pobreza estructural

No varía en la Argentina desde hace 30 años, aproximadamente, según la UCA

7,6 Millones son los chicos en la pobreza

Se trata de 6 de cada 10 chicos en la Argentina. Pero dos de cada 10 están en una situación de inseguridad alimentaria, y uno de cada 10 padece hambre

@paularien

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2041599-hay-1200000-chicos-con-problemas-graves-para-alimentarse-en-la-argentina